Cursillo de Cursillos diócesis de Aragón y Osma-Soria

IMG-20171104-WA0004

Comentábamos en la puesta en común que Cursillos de Cristiandad es muy exigente en el compromiso de la dedicación en lo que a efectos de presencia y tiempo se refiere, y nuestra presencia en este Cursillo de Cursillos era una necesidad de presencia más, entre todos los compromisos ya conocidos de reuniones de grupo, ultreyas, escuelas, secretariados, cursillos, clausuras y otro sin fin de exigencias que el día a día te pide en la vivencia de nuestro carisma cursillista. Así que uno acudía a la casa de Cristo Rey en Tudela-Navarra con la sensación esperanzada de crecer en comunión con el Movimiento, sólo faltaba, pero a la vez, y así fue compartido con hermanos dirigentes de la Escuela previamente, la aceptación de que se trataba de una carga más que el Señor te pedía y tenía uno la obligación de aceptar.

Que al Señor siempre le gusta sorprender y que nosotros estamos siempre menos esperanzados de lo que luego él nos tiene reservado, no me cabe ninguna duda, pero que en esta ocasión su generosidad fue desbordante y uno está infinitamente agradecido de haber vivido este Cursillo de Cursillos es fácil decirlo a toro pasado.

Rollos y meditaciones, de la mano de las celebraciones y momentos de oración, dieron forma a una estructura que fiel a Ideas Fundamentales puso en el centro del Cursillo la esencia y fundamento de Cursillos de Cristiandad. Si a ello añadimos la exposición vivencial y gozosa de quienes tenían la responsabilidad de tomar la palabra y hacerla vida en el testimonio, tenemos un menú perfecto al que podemos añadirle un postre consecuencia de estos primeros platos suculentos, la participación de los dirigentes asistentes en los momentos de resonancia y debate abierto que con igual pasión y vivencia se compartieron.

Que el motor de Cursillos es la Escuela no nos cabe ninguna duda tras este regalo de experiencia vivida, y que tenemos el compromiso de crecer en amor, comunión y santidad sus miembros integrantes más aún. Toda Diócesis necesita de una Escuela que viva su compromiso con prioridad siendo consciente de la alta responsabilidad en la respuesta a la llamada de Dios. Cursillos es y será el instrumento regalo del Señor para fermentar los ambientes si, y sólo si, sus dirigentes viven el carisma y la espiritualidad del Movimiento con fidelidad en sus vidas. A su vez, este motor que es la Escuela ha de conseguir que el Movimiento ruede para que el instrumento de Dios sea una realidad: Reuniones de Grupo y Ultreyas, donde están los verdaderos apóstoles que a través de su acción, rezada y formada, lleven a otros nuevos apóstoles al Cursillo que predispone y organiza previamente la Escuela.

Damos gracias a Dios por habernos brindado esta oportunidad de gracia y le pedimos que el método y carisma de Cursillos de Cristiandad sea fecundo en nuestra Iglesia diocesana.

Juan Marcos Lizarbe Lasa

Secretariado Diocesano MCC Zaragoza

Del 3 al 5 de noviembre tuvo lugar un Cursillo de Cursillos del Grupo Interdiocesano Aragón – Osma – Soria en la Residencia de las Esclavas de Cristo Rey en Tudela (Navarra), en el que participaron un total de 28 personas, con representación de los secretariados diocesanos de Zaragoza, Jaca, Osma-Soria y Tarazona.

Bajo el eje “Llamados por el Señor – Enviados a los demás – En comunión”, el cursillo de cursillos ha supuesto una gran oportunidad para recordar que es lo que nos mueve y lo que nos hace amar el movimiento: el Señor y proclamar el kerygma, el primer anuncio del Evangelio, llevar lo fundamental de nuestra vida a los demás, el encuentro personal con Cristo, desde el testimonio y la amistad.

Así mismo, en torno a ese eje, se hizo un repaso de la identidad y el carisma del movimiento en cada una de nuestras diócesis, así como el funcionamiento de las distintas estructuras. Un buen momento para reflexionar y potenciar lo bueno e intentar mejorar lo “menos bueno”.

Han sido tres días para convivir, unir los lazos entre los distintos miembros del grupo interdiocesano, compartir “alegrías” y “penas”, apoyarnos unos a otros, y sobre todo, una oportunidad para sentir la fe y la amistad de los demás, para seguir con fuerzas y ánimo para perseverar en el camino de Cristo, para sentirte acompañado y disfrutar de lo que nos une a pesar de las diferencias y da sentido a nuestra vida: CRISTO.

Muchas gracias a los miembros del Secretariado Nacional (Mª Loly, Paco Rubio, Alberto Quincoces y Pedro Mozo) que nos han acompañado, por su esfuerzo y dedicación, apoyo y alegría.

Y como me suele gustar decir al acabar los rollos….”¡Ahora vas y lo cascas!” Si algo nos hace felices y da sentido a nuestra vida, no nos lo podemos guardar; hay que compartirlo, llevarlo a los demás.

De colores.

Óscar Carrascosa

MCC Osma-Soria

IMG-20171104-WA0004