Convivencia de la Escuela del MCC de Orihuela-Alicante

IMG-20180210-WA0001-1

La Escuela Diocesana de Orihuela-Alicante quiso tener el sábado 10 de febrero un día de convivencia en donde poder compartir y celebrar el gran regalo que nos hace Dios de ser parte de esta comunidad. Más de la mitad de los miembros dirigentes fuimos los que pudimos acercarnos a la parroquia de San Jaime, la de nuestro consiliario D. Efrem, enGuardamar del Segura, para disfrutar este maravilloso día. Él mismo nos recibió y nos hizo una visita turística para mostrarnos las diferentes características del templo parroquial del cual está encargado desde el pasado mes de septiembre. Como parte de su familia que somos, nos fue explicando con mucho cariño cada rincón de este bello lugar. Nos detuvimos un buen rato en la capilla de la Virgen del Rosario, Patrona de Guardamar, para rezar y tener una meditación en la que él mismo nos animó a empezar una cuaresma distinta dentro de nuestra vocación de dirigentes del MCC.

La verdadera cuaresma es la que nos lleva a la resurrección de Jesús, que se nos da por entero y nos transmite esa misma vida suya, la vida de la gracia, en la que está siempre con nosotros. Nos invitó a renovarnos, a no quedarnos con los antiguos esquemas de una fe ritualista y llena de tenebrismo; a vivir en plenitud lo que celebramos, ese Dios amoroso que se entrega por nosotros y resucita, al cual anunciamos con nuestra forma de vivir, siendo cristianos auténticos, como tantas veces decimos en Cursillos. Al finalizar dimos un paseo por Guardamar en el que pudimos echar unas risas y charlar todos con todos. Concluimos el día con una comida de hermandad, en el salón parroquial, dando gracias a Dios por este Movimiento, por la Iglesia, que nos hace hermanos, hijos de un solo Dios, y herederos de una misma vida. ¡De colores!