Ultreya comarcal del MCC de Córdoba

IMG_7535 - copia

El martes 6 de marzo nos reunimos en la casa de San Pablo, unas 110 personas del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Córdoba, para celebrar la Ultreya comarcal del segundo trimestre.

Comenzamos con la celebración de la Eucaristía, en el Salón de Clausuras presidida por el Viceconsiliario del Movimiento de Cursillos, don Francisco de Asís Roldán. Aunque celebrada al principio, la vivimos como el momento culminante y más importante de la Ultreya,

La ponencia de la Ultreya se le encomendó a Mari Ángeles García, que la centró en la segunda parte del lema para este Curso Pastoral: SEMBRAR:

  • Profundizó en la necesidad de dejarse sembrar por el Señor, el verdadero Sembrador, para ser ella misma sembradora en los demás.

  • Nos habló, desde su testimonio, de sentirse cada vez más necesitada del Señor, que le va descubriendo actitudes nuevas que tiene que dejarse sembrar: generosidad, compasión, misericordia, para volcarlas y sembrarlas, empezando por los más cercanos.

  • También dejar que el Señor la siembre de paciencia, gratitud, optimismo. esperanza para descubrir y agradecer el regalo que a través de los demás el Señor le hace cada día.

  • Dejarse sembrar la alegría de sentirse querida y acogida y, en ese clima sembrar actitudes de perdón de reconciliación con los hermanos y con ella misma.

  • Para ella es fundamental dejarse sembrar de la necesidad de la oración, donde se siente confiada en el Señor y le ayuda a descubrir, que ella puede ser don para las personas con las que se va encontrando, y esas mismas personas son don para ella.

  • Para la convivencia cotidiana ve fundamental dejarse sembrar y sembrar ella misma actitudes de tolerancia, respeto, benevolencia…

Teniendo como referencia la Ponencia de Mari Ángeles se trabajó en los 17 grupos que se formaron, con dos preguntas:

  • ¿Quién soy cuando me dejé sembrar en un Cursillo de cristiandad?

  • ¿Cómo y dónde estoy sembrando?

En el turno de testimonios hubo 2 personas que testimoniaron de lo que supuso el Cursillo y de la vivencia del Poscursillo, haciendo referencia expresa a la vivencia de dejarse sembrar y sembrar, en su camino de crecimiento como cristianos.

Cerró esta parte, don Manuel Sánchez, nuestro consiliario que nos estimuló a seguir adelante haciendo referencia a los testimonios que se dieron, así como al contenido de la potencia. Terminamos poniéndonos bajo el amparo de la Virgen con el rezo del Ave María.

Pasamos a continuación al comedor de la Casa donde compartimos la cena con lo que llevamos cada uno, teniendo, al mismo tiempo, un rato de convivencia, con los hermanos, en un clima de amistad que puso el punto final a la celebración de la Ultreya.

 

IMG_7535 - copia

IMG_7526