Incorporación de Responsables al MCC de Córdoba

IMG_8114

Hoy el Señor nos hace un nuevo regalo, catorce personas después de un proceso de discernimiento, entran a formar parte de la escuela de responsables del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Córdoba: Personas que le han dicho SI al Señor, que quieren comprometerse con la evangelización y con la Iglesia, que sienten que su camino de santidad lo pueden vivir en nuestro movimiento.

Este año de preescuela ha servido para tomar consciencia de que el Señor nos llama por nuestro nombre, con una llamada personal, valiéndose de muchas personas y circunstancias, para ir poco a poco revelándonos como y donde podemos vivir esa llamada. El Señor nos llama a ser Santos y es un camino que estamos llamados a recorrer, que siempre tiene que ir creciendo, y todo son medios concretos para crecer. Por eso San Pablo decía que los que aman a Dios todo les sirve para su bien.

Esta llamada a trabajar en la escuela del  Movimiento de Cursillos de Cristiandad es prioritaria pero no excluyente y debemos de ir descubriendo con el tiempo lo que el Señor nos va pidiendo sin caer en agobios. Los agobios y el activismo no son del Señor.

La llamada a la santidad que nos hace el Señor debe servirnos para el crecimiento y satisfacción ya que nos va introduciendo en la comunidad y más universalmente en la Iglesia.  Por esto nuestro corazón debe engrandecerse ante esta llamada que la propia Iglesia nos hace. Él siempre da el primer paso, nos sale al encuentro y dependerá cual sea  nuestra respuesta.

Si  verdaderamente queremos ser testigos, no de oídas, sino con  seguimiento fiel a Jesucristo y a su plan de vida, o sea,  a las bienaventuranzas y al ser compasivos y misericordiosos que son la viga maestra que Dios nos propone para vivir el Reino,  tendremos que hacerlo sabiendo como decía San Ignacio trabajando como si todo dependiera de nosotros pero sabiendo que en realidad todo depende de Dios y sintiendo su presencia a través de la Oración.

Encomendamos al Señor a estos nuevos hermanos para que su camino en la escuela del movimiento de cursillos sea camino de salvación en su vida y para el Movimiento.