Convivencia de la Escuela del MCC de Orihuela-Alicante

IMG-20190115-WA0056

El sábado 12 de enero, nuestra Escuela Diocesana de Orihuela-Alicante inició el segundo trimestre con una convivencia. Siguiendo nuestro plan de trabajo, en el que, entre los principales objetivos, figura el “ser y hacer comunidad”, dispusimos esta jornada como un día única y exclusivamente para el descanso y la santidad en grupo. Una mañana para compartir, para conocer más de cerca al hermano con el que caminamos durante todo el año, para renovar la conciencia de nuestra identidad de dirigentes del MCC…

Para celebrar y orar juntos, para una experiencia gozosa de la fe. En esta ocasión, la localidad alicantina de Almoradí nos acogió en su parroquia de San Andrés Apóstol. Tras participar en el Jubileo de la Virgen del Perpetuo Socorro con la celebración de la Eucaristía, hicimos un poco de turismo por dicha población de manera distendida y en fraternidad. De la misma manera nos sentamos a la mesa para hacer presente el amor de Dios, que nos ha llamado a ser uno para que el mundo crea. Que desde la comunión crezcamos y en ella nos hagamos más fuertes. ¡DE COLORES!